Search

Diseñemos... COVID-19.

La historia ya nos ha demostrado, cuán drástico puede ser un efecto pandémico en el diseño interior en general. Muchas de las luminarias de la arquitectura y diseño interior modernista se vieron afectados por el deseo de desarrollar espacios más higiénicos, estimulados y capaces de ayudar a mitigar la expansión de brotes de enfermedades tales como la tuberculosis.



Para la arquitecta y teórica Beatriz Colomina (Madrid, 1952) es incluso el tema sobre el que han girado la mayor parte de sus investigaciones durante las últimas cuatro décadas. En su libro X-Ray Architecture (Lars Müller Publishers, 2019), publicado en inglés, condensa la relación particularmente intensa entre esta última dolencia y la arquitectura moderna. Colomina explica aquí cómo en el siglo XIX y principios del siglo XX se extendió en la sociedad occidental una obsesión por la tuberculosis y por los medios para combatirla —la higiene extrema, la adecuada ventilación, la aversión al polvo, las paredes blancas—, que habrían determinado los derroteros del Movimiento Moderno de Arquitectura.


Así, se remite a un edificio totémico de la modernidad nórdica, el sanatorio para tuberculosis en Paimio; Alvar Aallontie, Paimio, Finland, proyectado en 1929, donde incluso las uniones entre los muros y el suelo son redondeadas para evitar la acumulación del polvo, considerado letal para los enfermos tuberculosos.

¿COVID-19 desempeñará un cambio descomunal en el diseño futuro?


Es la pregunta que dia a dia muchos nos estamos haciendo, sin duda impactará en cómo creamos espacio. Esta es una nueva realidad en todos los sectores, pero quizás sea más influyente en el comercio minorista, donde asistimos a una era de diseño de tiendas maximalista. Eso incluye rutas de circulación exploratorias, paletas de materiales esotéricos y un exceso de superficies, en nuestra nueva realidad estos espacios envía una bandera roja a los compradores, que desconfían al contacto en lugares públicos por temor al contagio.


Aunque el mundo actualmente practica el distanciamiento social y quizás lo estaremos haciéndolo por un tiempo extendido, contradictoriamente ahora es más importante que nunca conectarse con la comunidad, llamesé disenadores, compañías proveedoras, clientes actuales o clientes potenciales. En el sector de Diseño Interior, si bien algunos no han notado ningún cambio importante, otros han tenido que poner en espera proyectos especiales o lanzamientos. Algunos diseñadores incluso están usando este tiempo para enfocarse en otros esfuerzos, una cosa es segura: estamos todos juntos en esto y debemos ajustarnos e innovar en esta nueva era del diseño.

Las marcas que dependen del comercio minorista deberán continuar desarrollando su producto principal. Sin embargo dicho producto y su demanda cambiarán cuando volvamos a abrir; las instalaciones de producción deberán ser más ágiles, los equipos serán más pequeños y las ofertas de productos serán más simples, y frecuentes será una tendencia que podría verse en todos los ámbitos.

Una cuestión más apremiante será la capacidad de los diseñadores para justificar el valor de sus servicios de manera significativa. Sabemos que el precio de los servicios de diseño no solo está determinado por el estándar de la industria o lo que el mercado tendrá, sino también por el valor percibido.


¿Debemos abaratar los precios de servicios de diseño de interior, asesoria, arquitectura?


Para la mayoría de los que trabajamos en esta industria, la respuesta al parece ser es "NO". "No creo que bajar mis tarifas sea lo correcto", dice la diseñadora con sede en Nueva York Lea Badro. “Lo pienso de esta manera: si me devalúo, mis clientes anteriores y actuales sentirían que han pagado de más. Dependemos de las referencias de clientes anteriores para nuevos negocios y lo último que quiero es hacerles sentir que los servicios que pagaron han bajado de valor ".


Por otro Lado aunque no bajó sus precios, la diseñadora con sede en Delray Beach, Florida, Lauren Czarniecki, ha transmutado y está experimentando con sus consultas gratuitas, con la esperanza de llegar a algunos nuevos clientes. "Somos una pequeña empresa que está creciendo lentamente, por lo que no hay mucho espacio para descontar nuestros precios", dice ella. "Cuando llegó el virus, teníamos varias propuestas en espera hasta nuevo aviso, así que he estado haciendo una lluvia de ideas sobre diferentes maneras de llegar a posibles nuevos clientes". Por ahora, estamos probando las asesorías de 30 minutos de diseño remoto. Las ofertas a la carta, como las consultas y otros servicios de diseño remoto, son atractivos para muchos diseñadores. “La idea de ajustar los precios me ha pasado por la cabeza; sin embargo, en lo que me estoy centrando ahora es en encontrar formas de agregar más valor para el cliente ", dice la diseñadora con sede en Seattle Joy Rondello. "También creo que, después de la pandemia, las expectativas y necesidades de los clientes podrían cambiar bastante, así que estoy planteando mi pensamiento en torno a eso". Desde los toques de queda en casa, Emily Davis, diseñadora con sede en Tulsa, Oklahoma, ha visto un aumento en las solicitudes de servicios de diseño electrónico, aunque no es algo nuevo para su firma ya que es algo que han ofrecido durante algunos años. "El mundo es un lugar loco en este momento, y todos tienen que adaptar sus negocios de acuerdo con nuestra nueva normalidad", dice ella. “Siempre he sido diligente para mantener mi precio justo, y no lo alterare en el mercado actual. Nuestra industria no puede olvidar que nuestro servicio sigue siendo algo que nuestros clientes ven como necesario, por lo que no debemos devaluarlo".


Coincidimos que la respuesta no es devaluar el costo del servicio, pero si evolucionar para brindar un valor agregado al que ya préstamos, quizás sea mayor calidad, o nuevos servicios, o una aplicación personalizada a los servicios que ya prestamos, innovar, innovar e innovar es a lo que nos dedicamos, ¿Cierto?, si somos testarudos a que así nos funciono siempre y no estamos dispuestos a una metamorfosis, estamos en la industria errada, nuestra industria debe y es la pionera en la evolución y la creatividad.




Capacidad de adaptarse a tiempos diferentes.


Una mayor flexibilidad en torno al alcance de un proyecto es precisamente lo que el diseñador Andrew Howard, con sede en Jacksonville, Florida, ha comenzado a implementar. Mientras que antes de la pandemia, él no hubiese asumido algo como la renovación de un baño, ahora está dispuesto a abordar proyectos más pequeños. "Estoy tomando todas y cada una de las llamadas que recibo en este momento", dice Howard. "Hace dos meses, si alguien quería hacer solo una o dos habitaciones, podría haber dicho" lo siento "y seguir adelante, pero en este momento, estoy dispuesto a escuchar y ser flexible. Sé que si digo que NO! a algún pequeño proyecto en este momento, alguien más va a decir que sí. Prefiero tener la empresa ocupada aunque sea de pequeños proyectos ”.


Nuevos venios para los negocios del futuro.


Plataformas como chairish.com y 1stdibs.com se estan preparando para un nuevo formato digital, están dando pasos agigantados y futuristas, ya que después de toda esta nueva realidad están más que convencidos que los sitios físicos convencionales como las ferias de muebles pasarán a segundo plano, no desaparecerán pero si dejaran de ser el recurso primordial que usamos para ver lo innovador y las nuevas tendencias, no dejarán de ser importantes pero pero poco a poco las "ferias" serán desplazadas por plataformas digitales en el futuro.


Una muestra de que la percepción de los consumidores en cuanto a la compra de artículos del hogar en línea ha cambiado, es el ejemplo de Wayfair.com, hasta hace dos meses había estado luchando con un trimestre tras otro sin ganancias. A mediados de marzo, el precio de sus acciones se había desplomado, justo por debajo de $ 23.52 dólares en Marzo 19, 2020. Luego vino el virus y competidores como Amazon se centraron en el envío de bienes esenciales, las pequeñas y grandes mueblerías y tiendas del hogar cerraron, gracias a todos estos cambios Wayfair.com ha visto un aumento del 20 por ciento en las ventas. Al parecer los sobrevivientes de esta pandemia al estar atrapados en sus hogares, se sienten cómodos comprando muebles en línea, y Wayfair está acumulando conocimiento de toda esta nueva tendencia y aprendiendo para mutar a una nueva compañía con nuevos horizontes de comercialización, en las últimas semanas han evolucionados con nuevos gráficos coloridos y alentadores, que hacen sentir que todo está bien al entrar al portal, ofertas agresivas como 65% de descuento en varios productos, definitivamente esta mala racha les a servido para evolucionar, algo así como la patadita que les hacía falta para salir del hoyo en que se encontraban. El Lunes 11 pasado, las acciones llegaron a $ 197.06 dólares por acción, un máximo histórico en la historia de la compañía.


Ponte a pensar, quizás es tu Momento Wayfair esta situación que estamos viviendo, otro ejemplo de adaptación es la aplicación Zoom.us es una de los docenas de servicios de videoconferencia que llega a la cima, gracias a las intensas medidas de separación y una profunda resonancia dentro de esta nueva cultura de distanciamiento social.


Aunque el distanciamiento social por la pandemia aceleró el uso de esta aplicación. la mismas han tenido un crecimiento estable y considerables en los últimos años, Las descargas diarias de la aplicación Zoom han aumentado 30 veces año tras año y la aplicación ha sido el mejor app gratuito para iPhone en los Estados Unidos desde el 18 de marzo de este año, Zoom dijo que los usuarios diarios aumentaron a 200 millones en marzo, en comparación a los 10 millones de diciembre del 2019, más de 190 millones de usuarios de incremento diario en lo que va de año, debemos reconocer que la pandemia aceleró el posicionamiento de estas aplicaciones en nuestra nueva realidad, pero un crecimiento de 30% cada año de manera rotativa nos testifica que con pandemia o sin ella estábamos avanzando a la implementación de esta tecnología cada vez mas y mas, solo fue otra patadita en esteroides para este futuro cibernético inevitable.


Otra enseñanza que debemos tomar de esta compañía Zoom, es que a pesar que sistemas gubernamentales, bancos, servicios de envío de dinero, etc colapsaron por la masiva afluencia a nivel mundial, Zoom no vivo esta situacion, ya que su plan de negocios y de acción está en el futuro y no en el presente, siempre pensando años en avanzada y no en satisfacer a su clientela en el dia de hoy.


Ciertamente muchos fracasarán por no querer cambiar, o por que no estaban preparados para enfrentar una situación como esta, solo prevalecerán aquello que están pensando en el cliente del futuro y no el que han servido en el pasado por muchos años.


¿Realmente la industria del diseño es algo necesario e indispensable para el consumidor?.


El asesor financiero Jared Miller, quien dirigió a muchas empresas de diseño durante la crisis financiera del 2008. Piensa Diferente "El diseño interior es un elemento discrecional, algo fácil de poner en espera", el dice. “Pero tan pronto como haya cierta certeza, y en este caso, certeza significa la sensación de que hay una vacuna efectiva, las cosas comenzarán a calmarse. Siempre pasa igual". Miller Anticipa una "demanda acumulada" de servicios de diseño y un"aumento en las compras una vez que la economía regrese". tanto aquellas"que se habrían realizado, más todas las compras que se harán normalmente", en otras palabras doble trabajo y ventas.

La Sociedad Estadounidense de Diseñadores de Interiores ha estado encuestando a sus miembros cada dos semanas para tomar el pulso de la industria. Durante el último mes, el número de diseñadores que dicen que el coronavirus no ha tenido "ningún impacto" en su negocio casi se ha duplicado, del 26 al 51 por ciento; así como muchos establecimientos han evolucionado a entregas en hogares, y La comida para llevar, algunos de los diseñadores han descubierto rápidamente cómo hacer funcionar sus negocios en estos nuevos tiempos. El 35% de los diseñadores todavía expresan "gran preocupación" por COVID-19, aunque ese número ha caído del 41% en semanas anteriores.

Aunque el nivel de preocupación general de los encuestados sobre el coronavirus se ha mantenido constantemente alto en las últimas dos semanas, en una escala de uno a cinco, aproximadamente el 70% calificó su ansiedad como cuatro o cinco. El 77% de diseñadores de interiores encuestados calificaron el desarrollo de nuevos negocios como su principal preocupación, en comparación con el 59% en la primera encuesta de ASID. Ese número aumentó del 56% al 72% entre los fabricantes y minoristas que participaron en el ejercicio. Subrayando que las aprensiones se habían unido en torno a las fuentes de ingresos, el 55% de los diseñadores de interiores encuestados dijeron que los proyectos estaban en espera o retrasados debido a COVID-19. Otro 6% dijo que no tenían trabajo alguno. En general, los encuestados parecían cada vez más preocupados por pagar el alquiler y sus servicios básicos que antes del COVID-19 cuando se sentian cómodos y seguros de sus ingresos.


La moraleja de todo esto es cambiar, planificar para el cliente del futuro y innovar cada dia, es lo que marcará la diferencia en nuestros negocios.



158 views

Follow us:

  • Black Pinterest Icon

©2016-2020 by Xiomana - Home Furniture Logistic.                                                              Cancelation Policy     Privacy Policy    Terms & Conditions